I Congreso de UPyD

toda la información en esta web

DISIDENTIX VS. DOMINATRIX

Posted by redacción en 15 julio 2009

090630_rosadiezProcedemos como anteriormente a la disección de un nuevo artículo de la web de UPyD. En este caso es un artículo de Beatriz Becerra.

Nada que objetar al demostrado ingenio de Gallego & Rey (aunque no sé si se plantearían dibujar a cualquier otro líder de un partido político nacional –hombretones todos- con indumentaria y pose similar), pero lo cierto es que la Ama Rosa que nos ofrece El Mundo este sábado tiene cuando menos su buena miga. Las viñetas o tiras cómicas casi siempre reflejan mejor que las palabras el sentimiento o actitud de un colectivo acerca de un tema o un personaje, de modo que se impone una reconstrucción de antecedentes.

Procedamos: resulta que en UPyD hay disidentes (así se han autodenominado) que denuncian autoritarismo y falta de libertad en dicho partido político. Se trata de un grupo de 14 expedientados por actividades contrarias a la reglamentación interna, que aseguran sentirse perseguidos por su incansable lucha en pro de una democracia interna que no existe. Este viernes aparecían en el diario Público declaraciones y foto de los portavoces del grupo, que también se definen como críticos: unos señores ya maduros, desconocidos hasta ahora, y en absoluto esclavos de su imagen. En los días previos, otro señor también maduro e igualmente libre de cualquier servidumbre similar, el catedrático Mikel Buesa, con cierta proyección pública e innegable peso en esta formación política, ya había expresado su indignación por la insatisfactoria tasa de reverencias y de regeneración democrática, lo cual le llevaba inexorablemente a abandonar el proyecto.

Aquí viene mi primera duda: en un partido tan nuevo, agitador y callejero, sorprende que todos los contestatarios o inconformistas compartan un perfil tan parecido. ¿Es que no hay jóvenes peleones en UPyD? ¿Ni mujeres que alcen la voz y den la cara en vista de una situación tan intolerable?

Réplica de I Congreso UPyD:
Sí que los hay, y algunos ya han dado un sonoro portazo. Y si no, que pregunten por Madrid y el País Vasco. En especial a nuestras candidatas que se han dejado la piel por UPyD en las pasadas elecciones autonómicas. Otros jóvenes prudentes e inexpertos, se esconden temerosos de las prácticas sadomaso que por el partido se gastan. Los más maduros y curtidos sin embargo, han reaccionado y pretendido sacudirse el yugo dominante e imperante en la UPyD “masocante”. Con más experiencia, han decidido no someterse más al látigo y mordaza que tanto le gusta aplicar implacable a Dominatrix-Rosa.

Sigo. A la llamada del lío, los diarios más respetables (tomaquetomaquetoma) levantan por unos días el ínclito silencio con el que suelen cubrir cualquier actividad de este partido tan pequeño e irrelevante, y, azuzados por sus amos, se abaten diligentes al olfatear algo por fin sustancioso y digno de contar. Incluso incorporando como fuente de indudable valor periodístico la frenética actividad bloguera de los 14 y de un número indeterminado de nicks desdoblados en pleno desenfreno onanista-pseudopolítico.

Réplica de I Congreso UPyD:
Es evidente que la Becerra preferiría que la situación permaneciera callada y escondida pues lógicamente no parece muy edificante el espectáculo que entre unos y otros están dando. Pero, así las cosas, quizá debería preguntarse –cosa que no hace- cuál es el origen o motivo de tanta revuelta mediática. ¿No se ha parado a pensar que tanto sometimiento y dominación por alguna parte deben reventar? ¿O es que la culpa ahora es del mensajero?

Segunda duda: ¿no estaba prohibido el sexo virtual en el trabajo? ¿O es que todos los que participan en estas orgiásticas logorreas compartidas no dan un palo al agua? Y, en ese micromundo pajibloguero (perdón, en la web libre, crítica y disidente), ¿por qué hay tanta autocomplacencia y tanto insulto como en un patio de colegio, pero a cara tapada?

Réplica de I Congreso UPyD:
¿Quizá porque todos esos tapados temen que Dominatrix haga con ellos como con los 14 ingénuos y cándidos expedientados? Sí, esos ilusos que se tragaron lo de la regeneración democrática y sin vaselina han tenido que encajar toda la furibunda embestida que Dominatrix no ha dudado en envainarles con su enorme porra de goma y en pleno ojal. Becerra, que eso duele mucho como para ponerse sumiso, decúbito prono y a calzón caído. Tú deberías saberlo. Por eso, el resto, andamos con el calzón bien amarrado y con las posaderas totalmente apretadas contra la pared. ¡No faltaría más!

Y hete aquí que, como conclusión visual del mencionado rifirrafe, nos encontramos con la viñeta de El Mundo y su recreación de Rosa Díez como una dominatrix fiel al estereotipo: con su catsuit de cuero y sus botas de tacón altísimo, enarbolando, cómo no, una magnífica fusta de tres colas, sentada en un sillón-trono magenta de UPyD.

Interesante. Sé muy bien gracias a mi admirado Grissom y su Lady Heather que la mayoría de las dominatrices no son profesionales, sino vocacionales. Una dominante vocacional es una persona firme, enérgica y con control sobre sus relaciones, tanto sexuales como sociales. Bueno, pues en lo que a las relaciones sociales se refiere (de las otras, ni idea), lo de la firmeza, la energía y el control (ver requisitos para un líder) le va a Rosa Díez como anillo al dedo. Lo mismo que a docenas de mujeres que conozco, entre las que me permito incluirme, a mucha honra.

Réplica de I Congreso UPyD:
¡Ah no! De vocacional nada, Becerra. Profesional y de las de prestigio. 30 años son muchos años. Y ahora que por primera vez y durante tanto tiempo detenta –con porra y fusta- la posición dominante en el salón sadomaso en el que se ha convertido la UPyD casi injusto se le queda el simple y exiguo calificativo de Dominatrix. En realidad, por sus prácticas, cabría crearle una nueva categoría que bien pudiera ser el de Rosa Dominatrix Autoritatix Totalitatix.

Pero la realidad, sonrisas aparte, es que la supuesta osadía simpaticona de esta viñeta a la hora de caracterizar a Rosa Díez (no lo olvidemos, insisto: líder político más valorado de España) refleja nítidamente una inquietud generalizada ante un proyecto imparable. Y los medios, al dictado de los que tiemblan ante la incuestionable relevancia de UPyD para el futuro político de nuestro país, no dudarán, por tanto, en abusar de clichés, amplificar desaforados alarmismos y profecías, o recurrir si hace falta, como es el caso, a una caricatura que pretende poner puertas al campo. O fusta a quien cada día demuestra su fuste.

Réplica de I Congreso UPyD:
Sí, sí, eso ha sido hasta ahora y hasta que se han empezado a conocer o, mejor dicho, a trascender las prácticas de AmaRosa la de la porra y el látigo. Que en este país montaraz y anárquico donde los haya, se toleran y soportan muchas cosas, menos que se nos impongan por la fuerza y encima, pretendiendo hacernos creer que es por nuestro bien. De eso nada, Becerra. La de la porra sin vaselina está demostrando precisamente todo lo contrario: mucha fusta y poco fuste. Pues como no rebaje la agresividad de sus prácticas, o sigue convenciendo a los masocas –que los hay y abundantes- para que sigan apuntándose a su UPyD, o pronto, deberá comenzar a autoflagelarse para así recibir su dosis de placer-dolor de la que parece estar tan ávida.

Y lo único cierto es que el partido más joven de España está en plena adolescencia: si le aplicamos la cronología canina, estaría a punto de cumplir catorce añitos, con todo su acné, sus dolores de crecimiento y sus irreprimibles fantasías eróticas. Los adolescentes es lo que tienen: está el que vive este período con la alegría y la ilusión del futuro que le espera, es capaz de trabajar duro y de divertirse, y también de equivocarse y de corregir sus errores. Y está el que (aunque tenga más años humanos que Carracuca), se empecina en sus obsesiones, se aísla de la realidad, cree que el mundo confabula en su contra, se une a una tribu (urbana o rural)… y se hace disidentix.

Réplica de I Congreso UPyD:

Pues sí, de perros va la cosa, bien es cierto. De los de la Ama RosaDominatrix. Por cierto, perfectamente adiestrados para perseguir y morder con brutal saña sadomaso en esta UPyD que se ha montado. De todos es sabido que la adolescencia, es una etapa crítica de la vida y que para muchos, deja secuelas permanentes. También que, por desgracia, en ella se producen un alto índice de suicidios. Un ciclo vital de tanta confusión y cambios es lo que tiene. Si además, los adolescentes padecen unos padres autoritarios, represores y que tienen por placer el martirio físico de los hijos, el resultado es fácilmente previsible.

Es evidente que Dominatrix-Rosa ha dejado atrás esa categoría. Por las características y cualidades demostradas en este corto espacio de tiempo se hace plenamente merecedora del nuevo concepto ya apuntado: Rosa-Dominatrix-Autoritatix-Totalitatix.

A Rosa Domiautoritotalix como se le siga yendo la mano, se queda sin negocio y sin placer. Aunque a lo mejor se nos queda la Becerra que, a juzgar por la imagen, tiene pinta de alumna aventajada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: